Visión y Misión

Una educación integral en saberes, valores y afectos, formadora de cristianos con y para los demás.

Somos una comunidad educativa Parroquial perteneciente a la Red Educativa Ignaciana de la Compañía de Jesús:

  • Que busca colaborar en la misión evangelizadora de la Iglesia Católica Argentina ofreciendo a los alumnos una formación integral de la persona humana, abierta a la trascendencia.
  • Donde cada ámbito educativo sea un medio de formación de la persona que incluya sus aspectos religiosos, humanos, intelectuales, afectivos, sociales y corporales.

El espíritu y valores de la propuesta educativa se inspira en el MAGIS IGNACIANO:

Convencidos de que la liberación a la que nos invita el Evangelio “no puede reducirse a la simple y estrecha dimensión económica, política, social o cultural, sino que debe abarcar al hombre entero, en todas su dimensiones, incluida la apertura al Absoluto, que es Dios” (Evangelii Nuntiandi 33), el Colegio Parroquial Itatí busca formar hombres y mujeres para y con los demás, que colaboren en la construcción de una sociedad más justa, movidos por el amor a Dios y a la persona humana, que reconocemos en nuestro prójimo.

 

Nuestra Misión Educativa incluye desarrollar y promover el valor del estudio cotidiano, de la reflexión y el pensamiento profundo, del diálogo y la amistad social, del respeto al otro, del servicio comunitario y de la participación responsable.

Nuestro modo de proceder cristiano e ignaciano es promotor:

  • De Justicia frente a tantas formas de exclusión que padecen nuestros barrios.
  • De Amor en un mundo egoísta e indiferente.
  • De Solidaridad en oposición a tanto individualismo y competencia.
  • De Paz para contrarrestar la violencia.
  • De Gratitud y Contemplación frente al pragmatismo imperante.
  • De Humildad y Fortaleza interior frente a la apatía y falta de fidelidad al compromiso.

Participamos del sistema educativo público de gestión privada ofreciendo formación en los tres niveles[1]: Jardín de Infantes, Primaria y Secundaria.

Contamos con un Programa de Becas para ayudar a las familias a enfrentar las dificultades socio-económicas y poder acceder a una educación sólida y cristiana.

Dentro de este marco institucional-legal queremos ofrecer un proyecto educativo que sea inclusivo rechazando intencionalidades excluyentes en función de un pluralismo enriquecedor que reconoce la diversidad.

 

En nuestro estilo, el Proyecto educativo trasciende la dimensión académica incluyendo un conjunto de experiencias formativas que ayudan a los alumnos a encontrar un fundamento y sentido de sus vidas.

EXPERIENCIAS que comprometen integralmente el cuerpo, la mente, el corazón y el alma.

Participación y preparación de LITURGIAS que permiten formar una coherencia entre Fe y Vida, expresada en vivencias religiosas y un compromiso cristiano con sentido Eclesial.

TUTORIAS para la orientación y el acompañamiento de cada alumno, descubriendo, respetando y promoviendo sus talentos personales.

ENCUENTROS CON CRISTO y retiros espirituales que abren a la experiencia de Dios, fundadora de una Fe madura y consistente.

Campañas SOLIDARIAS que nos permiten sensibilizarnos con las necesidades de nuestro prójimo y comprometernos en el servicio con y para los demás.

Educamos evangelizando y evangelizamos educando inspirados en la Espiritualidad Ignaciana buscando siempre “La mayor Gloria de Dios”.

Nuestra Señora de Itatí: nos encomendamos a tu protección para que como comunidad educativa sigamos construyendo “Realidades de Sentido” por medio de una constante interrelación de experiencia, reflexión y acción.